Hola, caracola 🙂

Quería saludarte y contarte de qué va todo esto

Te doy la bienvenida a este rinconcito de Internet. Tú como si estuvieras en tu casa 😉

Básicamente, la idea principal que propongo es simple:

+ Moverse (que no necesariamente “entrenar”).

+ Comer alimentos lo más naturales y menos procesados posible.

+ Y agregar a tu día a día ciertos detalles como el salir a que te dé el sol, pasar tiempo en espacios verdes/naturaleza/parques/lo-que-tengas-a-mano y crear relaciones personales saludables.

Casi na ¿eh? 😛

Pues trabajando un poco en estas 3 cositas tienes ya mucho ganado. Luego de potenciar tu salud, puedes dedicarte a hacer aquello que amas 🙂

Y no hay que ser súper estricto tampoco, ¿eh?

Puedes comer alguna porquería de vez en cuando, darte un respiro de movimiento, no agobiarte porque no te dé el sol siempre, etc.

De hecho, el pecar de vez en cuando en lo que sea puede ser psicológicamente liberador - tuitéalo , ya que estar todo el rato evitando, cumpliendo, restringiéndote… puede ser un poco como una losa encima. Todo depende de cómo te lo tomes, pero desde luego vivir con comportamientos obsesivos, no soltarse nunca y tal, puede acabar pasando factura.

Luego hay un 4º factor que considero que siempre está presente de alguna forma, pero que uno puede centrarse en trabajarlo de manera más enfocada.

Un factor que quizá empiece a cobrar importancia cuando otros temas están ya cubiertos.

Hablo de AUTOCONOCIMIENTO.

Para mí, el autoconocimiento forma parte integral de la salud de una persona. Si estás desconectado de tí mismo, si no tratas de comprenderte, muy difícilmente podrás sentirte satisfecho con tu vida. Y sin cierto nivel de satisfacción y significado en lo que uno hace, la salud flaquea, porque no todo es físico y tangible, sino que emociones y pensamientos juegan roles fundamentales en este tema.

De hecho, mi modelo de realidad establece el concepto de SALUD de la siguiente forma:

modelo-de-realidad

Como ves, para mí la salud necesariamente ha de integrar esos 4 bloques. Yo, como te he comentado más arriba en los 3 puntos clave, pretendo con este proyecto poner el foco en dos de los bloques: movimiento y alimentación, integrando también aspectos de los otros bloques (o aspectos que no cuadran así a priori en ninguno pero pueden entrar en todos si quieres, como el tema de conectar más con la naturaleza), pero intentando enfocar los distintos temas relacionándolos con cosas de moverse, cosas de comer o con otros hábitos saludables importantes.

En este artículo hablo de 3 de estos bloques.

Seguimos: Tu cuerpo espera que le des una serie de estímulos biológicos

Ha convivido con ellos durante mucho tiempo y los necesita.

  • Alimentación REAL. De igual forma que cada animal tiene su comida de toda la vida y si se la cambias le haces de todo menos un favor, el ser humano también. Así pues, sin entrar en dogmas, alergias y otras particularidades, empieza a comer como un humano y tu ser humano real empezará a salir a flote. Come NATURAL. Come verduras, frutas, pescados, mariscos, carnes, huevos, algunos frutos… Pero sobre todo aléjate (como si de una bola infernal de fuego fuese) de la COMIDA EMPAQUETADA Y ARTIFICIAL (esto caca).
  • Movimiento frecuente y variado. No estoy hablando de salir a correr, de hacer ejercicio en el gimnasio o en tu casa, ni de ir a nadar un rato (todo esto no tiene nada de malo si te sigues comportando como un humano cuando lo practicas), te estoy hablando de MOVERTE, todo lo que puedas, a cada poquito, en la silla, en el suelo, estando de pie, yendo al baño, a tirar la basura… ¿Lo ideal? Uf, demasiado idílico para el día a día de la mayoría de la gente pero bueno, si te interesa… Lo ideal es moverte constantemente, a distintas alturas (agachado, muy agachado, de pie, de rodillas, en el suelo, en superficies elevadas…), saltando, corriendo, andando, haciendo equilibrios… En definitiva moverte mucho, con frecuencia moderada la mayoría del tiempo, y variando gestos, intensidad, velocidad, complejidad… Pero no te centres en eso ahora mismo, céntrate en moverte todo lo que puedas en tu día a día normal: incorpora movimiento en cualquier momento y lugar y aparte, sí, entrena, baila, ten conciencia de tu cuerpo. ¿Y ya está? Bueno, si te parece poco… 😛
  • Descanso. Esta parece fácil jeje. Sin embargo, mucha gente descansa bastante poco y bastante mal. Así que hazte un regalo y duerme. “¿Y tirarme en el sofá vale también para sacar a la luz mi YO REAL?” ¬¬ Mm no… Más bien te recomendaría un “descanso activo”. Te aseguro que te sentirás infinitamente mejor si te tiras un buen rato movilizando tus articulaciones, haciendo estiramientos y moviéndote lentamente, que si te quedas en el sofá. Tú verás…
  • Vive aquí y ahora, aunque solo sea un ratito. Puede que te parezca una tontería, pero biológicamente estamos preparados para vivir aquí y ahora mismo, no ayer, o dentro de 2 semanas, o en la playa a la que queremos ir, o en el piso en el que vivíamos antes… Así que si practicas el concentrarte en hacer lo que estás haciendo, aunque solamente lo hagas a ratos cortos, es algo que tu cuerpo y tu mente te lo van a agradecer.
  • Relaciónate con otras personas. Esto será más o menos fácil según cada quién. No digo que no tengas tus (incluso largos) periodos de soledad e introspección, de hecho hay quienes los necesitan mucho, pero no te aísles, no dejes de contactar y conectar con personas, incluyendo tu familia. De veras, somos seres sociales. Es algo inherente a nosotros. Encuentra tu tribu y disfruta :).

Si quieres recibir alguna noticia o comentario mío de vez en cuando, apúntame tu email aquí 🙂

Si te ape que te escriba contándote mis ideas, si saco algún artículo interesante (ahora viene la gracia de “¿y si no es interesante, hmm?”) o lo que sea que considere que pueda serte de utilidad, pues eso, déjame tu email aquí abajito.

No voy a tratar de convencerte, esto es cosa tuya 😉