El amor es la respuesta

Pues sí, por más manida que esté la frase es así.

Al final va a resultar que es verdad…

Ama todo.

Ama aquello desagradable que sientas. Acepta y ama.

Porque cuando amas, todo se transforma

Aprendes a mirar de otra forma.

Aprendes que el dolor puede ser liberación.

Aprendes a vivir la presencia y la ausencia con el mismo disfrute.

Aprendes a abrazar cada momento.

Porque todo te da algo, absolutamente todo. Entrégate.

¿Y cómo te amas a ti?

Y desde ese lugar, desde tu presencia en ti, desde esa sonrisa en tu interior, mira el mundo.

Estate contigo y vive cada momento como tú quieras.

Crea felicidad desde cada ahora. 

Y nada más.

Deja un comentario