¿Y si hubiera una pastilla que…

… te permitiese sentir, de repente, como si tuvieras el mejor estado físico/corporal/biológico (y psicológico, por tanto) que tu cuerpo es potencialmente capaz de alcanzar?

Sí, estoy hablando de un 100%.

De un rendimiento máximo.

Me refiero a

Ese estado que alcanzarías si tu alimentación, tu entrenamiento y tu estilo de vida en general fueran aquellos para los que estás diseñado, para los que tu cuerpo está preparado a responder

Hablo de comida real, movimiento frecuente y variado, sol, naturaleza, relaciones sociales de calidad, descanso, vida profesional con significado, entorno positivo y potenciador

En definitiva, un estilo de vida saludable y enriquecedor.

¿Te imaginas cómo sería sentirte así por un rato?

¿Cómo crees que reaccionarías una vez volvieras a la normalidad, a tu estado actual…?

Hace no mucho escribí en Facebook la siguiente mini-historia (más bien una especie de extracto):

El título fue: “RENDIMIENTO HUMANO 100% (quizá en un futuro…)”.

La historia es la que sigue:

– Entonces es cierto…

– Sí, y de seguir así vamos a tener serios problemas por culpa de la dichosa pastillita.

– ¿Tan potente es?

– ¿Potente? Es más que eso…

Imagina por un momento que en lo que tardo en chasquear los dedos empiezas a sentirte lo más increíblemente bien que te hayas sentido en tu vida.

Fuerte, lleno de energía, sin dolor alguno, ni la más mínima molestia. Desaparecen sensaciones que ni siquiera habías reparado en el fastidio que te suponían en realidad.

Oye, no sé si me sigues, pero esta pastilla te hace sentir como si fueras… qué sé yo… Tarzán. ¿Sabes? Músculos, saltando por los árboles, potencia… Una obra de arte de la mecánica y fisiología humana.

– ¿Algo así como si te hubieras machacado en el gimnasio y fueras la persona más saludable del planeta?

– Sí, sí. Algo muy parecido. Básicamente hace que experimentes lo que sería estar en tu 100% de salud. Un auténtico alucine.

– Y entonces… cuando se pasa el efecto…

– Ahí está el problema… Volver a sentirte “normal” después de haber experimentado tu máximo esplendor.

– No debe ser agradable.

– No, es asquerosamente desagradable de hecho. Algunos llevan francamente mal la readaptación.

No pensaron en esto cuando la crearon… Fueron demasiado idealistas.

– ¿A qué te refieres?

– A que creyeron que la gente tendría la reacción opuesta. Pensaron que una vez la persona experimentara su máximo potencial en salud, al volver a su estado normal, estaría motivada a tope para alcanzar esa meta de verdad, con salud real…

Pero no ha sido así ni de lejos.

– Así que la han liado bien.

– Es una manera sutil de decirlo, sí.

¿Qué te parece?

¿Piensas que serías de los que se motivarían a acercarte lo más posible a esa sensación de bienestar?

¿O más bien querrías conseguir esa gloriosa pastilla para volver a sentirte así, sin esfuerzo?

A mí me gusta ser optimista y creo que mucha gente experimentaría un clic en su cabeza y se volcaría en su salud - tuitéalo , con una motivación enorme e incorruptible hacia el logro de su mejor versión humana.

Aun no alcanzando el 100%, merecería muchísimo la pena el acercarse.

Y sí, claro que también pienso que habría gente que tiraría por el otro camino, el rápido y fácil, aunque tan solo te permitiera vivir una ilusión. Al fin y al cabo, ¿no vivimos una ilusión en muchos sentidos?

Pero aun así, creo que las personas “con cabeza” acabarían por proliferar más que las “descabezadas” que solo buscasen la falsa gratificación inmediata.

¿Tú qué opinas? 🙂

Si se diera la posibilidad real de crear esa pastilla, ¿apoyarías la iniciativa?

En cualquier caso, con o sin pastilla, por el momento podemos ir trabajando en avanzar hacia ese estado de mega-pro - tuitéalo ^^

Deja un comentario